91 550 15 42 info@inpsi.org

Instituto de Investigación en Psiquiatría y Psicoterapia

Llega un momento es que es necesario abandonar las ropas usadas, que ya tienen la forma de nuestro cuerpo, y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos.


Fernando Pessoa

Quien se va no es quien vuelve; este mensaje, mil veces escuchado, se atribuye siempre a viajes odiseicos, largos y complejos. Sin embargo, de forma permanente, todos los días hacemos esa travesía: admitimos, aceptamos, toleramos, decidimos y por ende descartamos, abdicamos, evitamos, renunciamos. La clave es tomar conciencia del viaje, de nosotros mismos, ya que como dice Italo Calvino: «para nosotros también todo viaje nuestro, pequeño o grande, es siempre Odisea». Tener presente ese eje es un elemento crucial en el arduo y siempre inconcluso trayecto del conocimiento personal. No se trata, en absoluto, de un análisis exhaustivo y obsesivo de todas y cada una de las opciones que elegimos o descartamos. Se trata, más bien, de buscar una base suficientemente consistente para poder afrontar y jugar con las vicisitudes de la vida.

psicología terapia

La psicoterapia es uno de los recursos que pueden facilitar la exploración del camino, favoreciendo la búsqueda de esa confluencia esencial que es el encuentro con uno mismo y con el otro, de lo personal y de lo interpersonal, de lo individual y de lo relacional. En palabras de Harold Searles: «la terapia no es más que un camino suave de regreso a casa».

El viaje, la psicoterapia, es una experimentación vital que supone ir más allá, migrar de esos espacios restrictivos que otorgan una aparente y falsa seguridad para, abrir puertas y ventanas a lo escondido, a lo ignorado. Es adentrarse en posiciones incómodas en las que campea el descontrol de muchos de los elementos que conforman la existencia. Es partir de un lugar que conocemos, o al menos creemos conocer, a uno del que ignoramos casi todo.

En este periplo en el que el camino construye la vida y la vida conforma el camino, es esencial mantener siempre la noción de que estamos en una búsqueda más que en un encuentro, en un proceso en el que los hallazgos son la génesis de nuevas prospecciones. Es imprescindible, ubicarse en un estar afuera de uno mismo, abrirse a la consciencia (racional y emocional) del eterno retorno; ir para volver y hacer que ese regreso sea el germen y el principio de un nuevo viaje.

El viaje genuino siempre es individual, pero invariablemente se hace al lado de otros. En el desarrollo personal es crucial la elección de quienes nos acompañan en cada etapa del recorrido, esos cómplices que dan generatividad; de forma paralela, y no menos importante, es fundamental tomar la decisión de desvincularse de aquellas personas que lo impiden o lo lastran.

Nuestro tránsito vital es una sucesión continua de pérdidas y de encuentros, de elecciones y renuncias en la que si nos quedamos al margen perderemos el eje central de nuestra existencia, nos perderemos a nosotros mismos. En este emplazamiento de elaborar una conciencia activa para explorar, comprender y dirigir nuestra vida es fundamental no perder la perspectiva de que no hacer nada también es hacer algo.

Autor: Antonio Sánchez González

Psiquiatra- Psicoterapeuta – Perito Judicial Especializado en el trabajo con personas afectadas por acontecimientos traumáticos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando y cierra esta ventana está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies