91 550 15 42 info@inpsi.org

Instituto de Investigación en Psiquiatría y Psicoterapia

El tonto es vitalicio y sin poros. Por eso decía Anatole France que un necio es mucho más funesto que un malvado. Porque el malvado descansa algunas veces; el necio, jamás.

 

José Ortega y Gasset

Han pasado treinta años desde que Carlo M. Cipolla realizó una lúcida aportación sobre la estupidez humana; su vigencia, a día de hoy, no solo se mantiene sino que se incrementa. Resulta especialmente recomendable releer su libro «Allegro ma non troppo» para mantener siempre la alerta ante los males, que individual y colectivamente, causan los estúpidos.

estupidez peligroTomando como eje la realización de acciones y valorando a quién benefician éstas, planteó cuatro categorías y afirmó que todos los seres humanos están incluidos en una de ellas: los incautos, los inteligentes, los malvados y los estúpidos.

– Los incautos realizan acciones que generan una pérdida para sí mismos y una ganancia para los otros.

– Los inteligentes logran un beneficio tanto para sí mismos como para los demás.

– Los malvados consiguen una ganancia para sí mismos originando un perjuicio a los otros.

– Los estúpidos generan daños a su alrededor sin obtener un beneficio propio, escribe Cipolla: «nuestra vida está salpicada de ocasiones en que sufrimos pérdidas de dinero, tiempo, energía, apetito, tranquilidad y buen humor por culpa de las dudosas acciones de alguna absurda criatura a la que, en los momentos más impensables e inconvenientes, se le ocurre causarnos daños, frustraciones y dificultades, sin que ella vaya a ganar absolutamente nada con sus acciones»

Cada persona de uno de estos grupos puede ocasionalmente comportase con las características de los otros, la excepción son los estúpidos que tienen un altísima coherencia en su estupidez.

Formuló 5 postulados a los que llamó «las leyes fundamentales de la estupidez humana»:

1ª  » Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo».

2ª  » La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier  otra característica de la misma persona».

3ª  » Una persona estúpida es una persona que causa daño a otra o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio».

4ª  » Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia, tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error».

5ª  » La persona estúpida es el tipo de persona más peligroso que existe. El estúpido es más peligroso que el malvado».

En relación con las estructuras sociales señala como la potencialidad de ocasionar trastornos viene determinada por la posición de autoridad o de poder que el estúpido tiene en la sociedad.

Invitando nuevamente a una lectura reflexiva de este libro, termino exponiendo dos señalamientos de Cipolla: en una sociedad en decadencia la permisividad del resto de los miembros  hace que los estúpidos se vuelvan más activos; en una sociedad en ascenso  un alto porcentaje de los individuos inteligentes se ocupan de mantener controlado al grupo de los estúpidos.

Autor: Antonio Sánchez González

Psiquiatra- Psicoterapeuta – Perito Judicial
Especializado en el trabajo con personas afectadas por acontecimientos traumáticos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando y cierra esta ventana está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies